Reflexiones

SEO PARA POSICIONAR EN GOOGLE O CÓMO SEDUCIR A UN ROBOT

By diciembre 9, 2016 No Comments

Los Ojos de Silvia Salgado SEO Posicionar Google Seducir Robot

Crear una página web es fácil. Pero hacerla interesante, atractiva, conseguir visitas y lograr un puesto de honor en el deseadísimo pódium de Google, se convierte en un pequeño milagro. Claro, el que no sabe, es como el que no ve. Así que puedes pasarte meses y meses, ¡incluso años! intentando comprender por qué las marcas no matan por anunciarse en tu web y por qué además de tu madre y unos cuantos amigos NAAAADIE CONOCE TU BLOG. Sí, ya sé que tu contenido es buenísimo, pero eso no es suficiente. Y tal vez nadie te haya contado aún que ésto de posicionar en Google es en realidad una historia de amor y que necesitas la ayuda urgente del SEO, un amigo imprescindible que te enseñará cómo seducir a un robot.

¿QUIERES ESCUCHAR ESTE POST?

O PREFIERES SEGUIR LEYENDO…

 

los-ojos-de-silvia-salgado-icono-corazon-verde

POSICIONAR EN GOOGLE: UNA HISTORIA DE AMOR

Mi web había cumplido un año, pero “inexplicablemente”, ni yo estaba ganando dinero como el Rubius, ni Coca-Cola me asediaba para que escribiera un post “¡Qué raro!”, pensé. Total, lo más difícil de crear un blog es tener un contenido de valor; un  contenido interesante, original y de calidad. Entonces…¿Qué fallaba? Aparentemente, nada. El caso es que, doce meses después de que Los Ojos de Silvia echase a andar, me sumí una crisis creativa de órdago ¡Con lo que a mí me gusta escribir! Pero estaba claro que algo no hacía bien…tal vez no sabía viralizar mi contenido…o quién sabe, a lo mejor no escribía tan bien…o sencillamente mis post no eran tan interesantes como yo pensaba. Así que un día aterricé en Aula CM para hacer un curso de Community Manager…y allí fue donde el Cupido del Marketing Digital me acertó de pleno con una flecha, porque entendí que a partir de ese instante, todos mis esfuerzos tendrían un objetivo: CONQUISTAR A GOOGLE. Pero claro, enamorar al chico más deseado del planeta, no iba a ser tarea fácil. Necesitaba urgentemente la ayuda del mejor alcahuete: el SEO

 

los-ojos-de-silvia-salgado-icono-manos-rezar ¡SEO, TE NECESITO!

Cuando se te cae la venda de los ojos y descubres que tienes ante ti al amor de tu vida, hay que ir a por todas. Siempre había oído hablar de Google como un príncipe muy especial y exigente al que, como en los cuentos, habría que conquistar por el físico, la inteligencia y el corazón. Ah, “pero…yo no tengo todo eso?”, me pregunté. Y el SEO contestó: “puede que sí, pero primero veamos qué sabes de él, porque si ignoras lo que busca en una pareja, difícilmente podrás dárselo”. Yo era un buen partido, eso lo tenía claro…y si lograba que me viese, que me mirase, tendría alguna oportunidad. Una vez conseguido eso, sólo tendría que hablarle y sorprenderle con mis historias. Al parecer, el pobre Google está aburrido de escuchar siempre lo mismo, de conocer a chicas que le intentan engatusar haciéndose pasar por otras y de intentar comprender a quien le habla en otro idioma.

La verdad, tenía bastante sentido…a lo mejor todo se reducía a eso; a aplicar el sentido común. Tal vez ni Google era tan extravagante, ni buscaba cosas imposibles; tan solo una novia honesta, sociable, auténtica, trabajadora, y eso sí, muy atractiva. Menos mal que tenía al SEO para guiarme. El primer paso era establecer comunicación.

 

los-ojos-de-silvia-salgado-icono-seo-keywords   PALABRAS CLAVE PARA “LLAMAR SU ATENCIÓN”

Al corazón de Google se llegaba por las palabras, me dijo el SEO. Cada escrito, cada post, sería una oportunidad de darme a conocer. Así que, nada mejor que un buen título. Ni muy largo ni muy corto: entre 60 y 70 caracteres. Y algo básico: que contenga las keywords, esas palabras clave que llamarán su atención.

Pero además, esas palabras clave deben estar presentes en las primeras doscientas palabras del texto, en las URL, en subtítulos, en la meta-descripción y por supuesto en las imágenes, porque nadie es perfecto y resulta que mi amadísimo Google no entiende qué son las preciosas fotos que le muestro si no se lo explico con ayuda de un texto, un título y una descripción.

los-ojos-de-silvia-salgado-seo-posicionamientoPero como Google ya está de vuelta de todo, no es posible camelarle sólo con palabras clave. Sería muy sencillo que cualquier lagartona le dijese constantemente te quiero-te quiero-te quiero-te quiero-te quiero. A él le gusta oírlo, sí, pero la densidad de keywords no debe superar el 0,5-1% del total

¿Y si no entiende mi idioma? Porque en ésto del posicionamiento, el amor NO manda, sino el HTML, el lenguaje en el que están escritas todas las páginas web, algo que explica muy bien en este enlace uno de los gurús del SEO en este país, Bruno Vázquez Dodero

los-ojos-de-silvia-salgado-icono-vestido-seo  LA IMAGEN SÍ IMPORTA

Llegados a este punto, el SEO debía ayudarme a ponerme guapa…o lo que es lo mismo, a embellecer mi web, porque para Google es fundamental verla atractiva.  Le gusta que se lo pongan fácil; por supuesto que le importan los textos largos, adora el contenido de valor, pero hay que alegrarle la vista y facilitarle su lectura. Así que empecé a utilizar todos aquellos recursos que agilizan la visualización del contenido y lo hacen escaneable: iconos, infografías, subtítulos, palabras en negrita, y por supuesto vídeos.

“No nos engañemos”, me dijo el SEO, “es más fácil mirar o escuchar que leer”, se requiere menos esfuerzo…y entendí que  incluir vídeos en los post también sería una herramienta poderosa para retener a mis lectores más tiempo.

Hablando de tiempo, una de las claves que el SEO me dio para conquistar el corazón de Google fue que no le hiciera esperar; resulta que es impaciente por naturaleza y le molesta sobremanera que una página tarde en cargarse ¿Por qué? Muy sencillo, si la web es lenta, mucha gente se irá sin haber visto a “su chica” (con lo guapa que ella estaba) Y naaaada le gusta más a Google que ver cómo los demás se interesan por mí. Disfruta cuando la gente pasa mucho tiempo mirándome. Por cierto, te deben ver igual de bien en un ordenador, una Tablet o un teléfono móvil, porque si tu diseño de página no es responsive, ya puedes ir buscándote otro novio.

 

UNA NOVIA CARISMÁTICA Y SOCIABLE EN LAS REDES SOCIALES

 

los-ojos-de-silvia-salgado-infografia-diez-mandamientos-seo “Un poco frívolo este Google, no?” (le pregunté al SEO)…mucha imagen, mucho título y subtítulo, mucho contar palabras…y qué pasa con el fondo? ¿No le importa mi carácter, mi forma de ser? “Sí, claro que sí”, me contestó. Por eso no todo el mundo consigue posicionarse. Verás, él es ante todo un amante fiel. Exigente, pero fiel. Pasea por tu página varias veces al día sin que tú lo sepas. Te observa por la mañana, por la tarde, cuando trabajas e incluso mientras duermes. Siempre está ahí. Y lo que más le gusta es ver cómo te relacionas con tu entorno, ver lo popular que eres. Porque, desengáñate, para Google lo importante no es el número de seguidores que tengas, sino el número de veces que toda esa gente comparte una URL tuya en las redes sociales. Y una de las claves para que lo consigas es tu carisma, vincular tu trabajo offline y el online.

“Tampoco deberás ser celosa. Nada te hará crecer tanto como compartir el contenido de valor de los demás, mencionarlos y reconocer su trabajo. Lejos de dar alas a la competencia, como pensaríamos todos, lo que lograrás es ampliar el rango de autoridad de tu web y conseguir todos esos enlaces externos que te harán lograr una buena puntuación en el PageRank. Para bien o para mal, lo que más le gusta a Google no es que te miren, sino que además “te toquen”, porque lo que de verdad cuenta no es el número de personas que entra a mirar tu página, sino el número de clicks que hacen en ella. Ya sabes, un buen CTR  es lo más parecido a un anillo de compromiso

 

LLEVARSE BIEN CON LA FAMILIA

Otra de las cosas que más ayudan a posicionar es la familia…la de Google, por supuesto. Tenerla de tu parte siempre es una ventaja, porque él adora a su primo hermano: Youtube, y a su hijito: Google+, y si les das bola, habrás pasado a tu competencia por la derecha. Te cuento por qué; las URL de los vídeos de Youtube posicionan enseguida y por partida doble, es decir, que puedes posicionar con el post y con el vídeo. ¿Y qué consigues con ésto? Por un lado colocar dos resultados tuyos en la búsqueda que hace Google, y por otro, aumentar el tiempo de permanencia en tu web, algo que , te recuerdo, le vuelve loco.

Y con Google+ ocurre algo parecido. Los “+1” que obtengas cuentan casi igual que los “me gusta” de FB o los retuits, pero con una ventaja: Google+ te allana el camino para conseguirlos porque las comunidades a las que perteneces tienen gran poder de difusión.

 

EL ROBOT SE ENAMORA

“Bueno, pues muy mal se nos tiene que poner la cosa para que Google no caiga rendido a mis pies”, pensé. Pues no. No iba a ser tan sencillo. Yo había hecho mis deberes, pero una cosa es seducir y otra enamorar; en este punto, el SEO fue tajante: de mí dependía que me convirtiera en el ligue de una noche o en la mujer de su vida, porque el amor, dijo, al igual que las plantas, debe regarse cada día. De nada serviría, por ejemplo, publicar un post y no actualizarlo…o tener enlaces rotos…o dejar que muera la pasión por tu web. Nunca hay que bajar la guardia, porque la competencia es feroz.

…Y así comenzó mi historia de amor. No sé si aguantaré la presión de intentar ser siempre la mejor…la más guapa, la más interesante, la más simpática, la más sociable…sí, puede que me canse, pero como ahora mismo estoy viviendo lo más bonito de una relación, es decir, el comienzo, no puedo evitar despertarme cada mañana con la ilusión de ser rastreada e indexada. Y si los algoritmos de mi amado deciden que mi web aparecerá la primera en los resultados de búsqueda…uffff…¡la hemorragia de endorfinas está garantizada!

 

Los Ojos de Silvia Salgado

Vivir y contar a partir de los 40

Author Silvia Salgado

More posts by Silvia Salgado

Leave a Reply