Reflexiones

¡NO SIN MI PHOTOSHOP!

By mayo 13, 2016 4 Comments

Los Ojos de Silvia Salgado Mujeres Photoshop

La demagogia me saca de mis casillas. Y los polémicas inanes, más. Estos días han corrido ríos de tinta intentando dar categoría de polémica a algo que, perdónenme, no lo es. Diferentes medios de comunicación la han bautizado como “la polémica del photoshop” e incitan a un debate social preguntando si esta herramienta digital no es una manera de hacer bullying.

¿QUIERES ESCUCHAR ESTE POST?

O PREFIERES SEGUIR LEYENDO…

 

Este supuesto cataclismo (que al parecer tiene a medio planeta con tensión de glúteos) ha sido originado por la publicación de tres fotos de Blanca Suárez, Rumer Willis y Ally Broke. Aclaro desde ya, que no guardan conexión entre sí, tan solo la coincidencia de haber sido publicadas en la misma semana y que sus protagonistas han puesto el grito en el cielo, aunque por diferentes motivos.

En el caso de la guapérrimabellísimaespectacular Blanca Suárez, la polémica (insisto, polémica no para mí, pero sí para millones de personas) se ha desatado a raíz de la publicación de dos instantáneas que supuestamente demuestran que si no fuera por el photoshop, la actriz tendría cartucheras, menos pecho, caderas más voluptuosas y brazos “simplemente” humanos. Pues bien, Blanca Suárez ha dicho que de photoshop nada, que ella no es Hulk pero que se lo ha currado, y que el cuerpo que luce en la campaña publicitaria de Women’s secret es el que Dios le ha dado, sin trampa ni cartón.

 

Los Ojos de Silvia Salgado Blanca Suarez Photoshop Womens Secret

 

¡Pues no sabéis la que se ha liado en las redes sociales!…que si hay que ver lo engañados que nos tenía, que claaaro… que con tanta herramienta digital cualquiera sale guapo, que muchos fans se sienten estafados…que debería ser un ejemplo para que todo el mundo fuera feliz con el cuerpo que tiene…y un sinfín de gilipolleces que ni me apetece reproducir. Vamos a ver. NO es lo mismo un retoque digital (suponiendo que lo haya habido) que una distorsión de la realidad. A mí me parece perfecto que para una campaña de lencería escojan a un pibón de esta categoría, que cuiden la imagen hasta el extremo, que empleen todas las técnicas cinematográficas habidas y por haber para lograr una estética impecable y que a la guapérrimabellísimaespectacular de Blanca le hagan lucir en todo su esplendor. Pues claro ¡Faltaría más! Se llama PU-BLI-CI-DAD. Y ojo, no es ni engañosa ni ilícita. Nada que ver con los anuncios de juguetes que veíamos de pequeños. Ahí no había photoshop, pero joder, menudo shock cuando hinchabas la piscina de plástico y ni era olímpica ni podías tirarte haciendo el salto del ángel sin partirte la crisma.

Los Ojos de Silvia Salgado Piscina Photoshop

Pero a la actriz no le ha gustado y niega que haya habido photoshop. Bueno, pues vale. Me lo creo. Pero insisto; de haberlo habido, me habría parecido justificado.

Otro caso muy distinto es el de Rumer Willis, sí de los Willis de toda la vida…la hija de Demi Moore y Bruce Willis. Resulta que esta jovenzuela NO ha heredado la belleza de sus padres. Su rasgo físico más característico es una prominente mandíbula que al parecer marcó su adolescencia y minó su autoestima. Pues bien, hace unos días, la chica estalló en Instagram porque después de una sesión fotográfica para Vanity Fair, su imagen fue retocada para reducir el tamaño de su mandíbula.

 

Los Ojos de Silvia Salgado Rumer Willis Photoshop

El resultado era espectacular (teniendo en cuenta que guapa, guapa, lo que se dice guapa, la chica no es), pero ella puso el grito en las redes sociales: que nunca autorizó tal cambio, que se siente ultrajadiiiísima y que su quijada es suya y a mucha honra. Pues muy bien. Ole. Está claro que si el resultado no te gusta y alguien manipula tu imagen, tienes todo el derecho a cabrearte, como hizo Inma Cuesta cuando la sacaron delgada y estilizada en una revista. Y ya no te cuento si el retoque en cuestión te deforma, como le ocurrió esta semana a Ally Broke, que salió en la portada de Billboard con dos pies derechos, a lo Jar Jar Binks de Star Wars…¡Que también hay que fijarse!, pero en este mundo hay gente “pa tó”…o con mucho tiempo

Los Ojos de Silvia Salgado Ally Broke Pie Derecho Photoshop

Pero de verdad…¿cuál es la polémica?……¿que las guapísimas-guapísimas no sean tan perfectas como creíamos? ¿o es que alguien acaba de enterarse de que la imagen vende? ¿de verdad alguien se puede sentir estafado por descubrir que Britney Spears pesa 6 kilos más, que Kim Kardahsian tiene un cuerpo ACORDE con su culo o que Madonna está cuajadita de arrugas? ¡Y QUÉ! ¿acaso alguien se echó a la calle en su día para protestar por el cartel electoral de Esperanza Aguirre? Porque…¡bendito Photoshop!…¿Y alguien la llamó mentirosa? Pues no. Y QUÉ.

Los Ojos de Silvia Salgado Esdperanza Aguirre Cartel Electoral Photoshop

Hasta donde yo recuerdo la imagen importa; Importa mucho si se trata de un personaje público y más aún si hablamos de publicidad. A mí no me engaña nadie. Me encanta ver a gente guapa, me encanta creer que con tal o cual sérum voy a tener la piel de mi sobrina adolescente…que poniéndome el bikini negro de Blanca Suárez se me tirarán encima los pedazo-tíos que van con ella en el barco…o que tomando pastillas de café verde tendré los abdominales de Elsa Pataky. Sí. SE LLAMA PUBLICIDAD. Y no pasa nada. Otra vez: NO me siento engañada. Además, hasta donde yo recuerdo, ya sea en cine, prensa o televisión, siempre se han empleado millones de trucos para salir más guapo: una media en el objetivo de la cámara, una pierna adelantada para disimular “flancos”, no estar de frente, bajar la barbilla para evitar la papada (aunque todo el mundo haga lo contrario) o ponerse bajo el pantalón un pedazo de pantys reductores gordos como un demonio para hacer más delgado el muslo. Y QUÉ ¿Alguien se siente engañado o estafado? Vaaaamoos…con lo malísimas y envidiosas que somos en este país…¡anda que nos disfrutamos cuando vemos a una famosa comprando tomates en chándal sin maquillaje ¿Qué iba a ser de esos momentos sublimes leyendo la prensa del corazón en la peluquería sin un “fíjate cómo ha engordado ésta” o “madre mía, cómo cambia con la cara lavada”. Claro, es lo que tiene, ¡que a las españolas no-se-nos-escapa-ni-una! Porque no nos engañemos, ¡hay que ver lo que nos une criticar! …¡y lo que suben la moral esas fotos cabronas de las revistas de cotilleo que muestran celulitis y lorzas! La verdad es que desempeñan una labor social innegable. Es más, ¡habría que subvencionarlas!

Bromas aparte…¿De verdad el photoshop es una afrenta a los valores humanos? ¿Un nuevo modo de machismo? ¿una forma de bullying? ¡Por favor! Nos la cogemos con papel de fumar ¿De verdad esa era una de las polémicas de la semana? ¿De qué debate social hablan? Lo dicho. Polémicas inanes. Críticas fáciles. A mí, ni me solivianta ni me perjudica. Cosa que SÍ me ocurre por ejemplo con los millones de euros que nuestros políticos se gastarán en esta nueva campaña electoral. Y con eso sí me siento insultada y estafada. Porque…¿cuánto cuesta ese Photoshop? Ya pueden salir guapos y sin arrugas…LO PAGAMOS TODOS...

Author Silvia Salgado

More posts by Silvia Salgado

Join the discussion 4 Comments

Leave a Reply